lunes, 8 de noviembre de 2010

Lo social como aprendizaje fundante y vínculo vital

Si algo hay fundante en los aprendizajes es la dimensión de lo social. Poder pensarse en relación al "otro" como semejantes y reconocer lo que nos estructura e identifica como seres humanos; ver lo que nos acerca y nos diferencia; saber de nuestra capacidad inmensa de amar o de odiar, de construir o destruir, de ser aliados o enemigos. Identificar las maneras como tramitamos nuestras frustraciones, nuestros miedos, los dolores, las iras, las pobrezas, las miserias, las imposibilidades, los logros o las oportunidades... eso es de lo que me quiero volver a ocupar en este momento de mi vida.
Hace más de cuatro meses dejé de escribir en este blog porque quería reabrir otros temas más allá de las Tecnologías de información y comunicación que me mantuvieron ocupada durante los tres años anteriores.
Ahora quiero reorientar mi mirada de nuevo hacia una preocupación más detenida en la vida humana que se pone en juego en lo social y en esas relaciones intersubjetivas que se cultivan en la calle, en la casa, en las instituciones educativas, en los barrios y en las comunas, en los espacios de trabajo... en esa gran porción de vida "real" que a veces siento que he descuidado por otras preocupaciones provenientes del gran espejo de la "virtualidad".
Siento que crece demasiado la escisión entre el mundo de la vida y el mundo que nos prefiguramos en los escritorios o en los proyectos, en las teorías, en las políticas públicas y hasta en en los problemas que abordamos en las aulas en la educación. Creo que hay que retomar los aprendizajes fundantes en cada una de las formas de hacerse "realidad".
Por eso vuelvo mi mirada sobre las maneras como nos estamos relacionando con los "otros", sobre el tipo de acciones personales y profesionales que tienen carácter de responsabilidad social; sobre lo que podría entenderse hoy por educación, por juego, por creatividad e innovación, en fin, quiero desde hace ya mucho tiempo volver sobre cuestiones que me vienen formando o reactualizando al interior de mi ser, otras preocupaciones que se suman a las que ya desde hace tiempos vengo transitando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario