miércoles, 21 de septiembre de 2011

De Ferias y de Fiestas

Durante la semana pasada se llevó a cabo la llamada Fiesta del Libro y la Cultura en Medellín, en un espacio tan precioso e insinuante como el Jardín Botánico. La verdad, en el corto tiempo que pude estar (sólo una mañana) me pasaron muchas cosas: vi hacer entrevistas a los autores, vi rondar a los niños con sus maestras y maestros en el paisaje de los libros; ví algunas obras de arte; tomé un buen café; compré cuatro libros y perdí uno (Paula de Isabel Allende); me perdí la conferencia de la artista y escritora Beatriz González a quien admiro; sentí el respeto de los expositores y respiré un aire de cultura que creo que nos acerca muchísimo a lo que en España conocí de las ferias del libro. Es más, creo que por la belleza del espacio y lo convocante de la disposición misma de la feria, hemos avanzado bastante, o quizás más.... porque en realidad se vivió una  fiesta del libro y la cultura.

También fue muy hermoso visitar al lado del jardín Botánico, casi en su entrada,  la Feria Buen Comienzo pues también se trató de una enorme fiesta de las familias con sus niños y de una enorme carpa del juego y la creación. (Lástima que era una carpa encerrada y caliente; quizás los organizadores olvidaron  la gran ola de calor maravilloso que despiden los niños con sus juegos y sus alegrías). De acuerdo a lo que dice la prensa esta fiesta tuvo una participación de más de 35.000 asistentes. Yo no se si estuvo toda esta gente, creo que si, claro está, porque más que multitudes se podían ver las risas, los aplausos, las respuestas en coro de niños y adultos, la explosión de colores en todos los rincones,  el olor a pinturas, el movimiento y la voz inconfundible de los  títeres, las rondas y las canciones infantiles, o la infinidad de juegos preparados y por inventar... ¡Qué bonita fue esta fiesta de la infancia que pude vivir la semana pasada!



No hay comentarios:

Publicar un comentario