lunes, 22 de julio de 2013

Science art | Royal Society Summer Science Exhibition 2013

Science art | Royal Society Summer Science Exhibition 2013

Siempre he creído que las ciencias se acercan más a la belleza de lo que muchos científicos se imaginan. Observo este mapa del mundo presentado por Odra Noel (que hoy curiosamente encuentro a través de la página del Convenio Andrés Bello) y recorro de nuevo un arte visual referido al cuerpo que en este caso más que al cuerpo, hace una magnífica relación entre el binomio salud-enfermedad. Se trata de un mapa del mundo transformado en células, órganos, tejidos, membranas, redes mitocondriales... en fin... un mapa hecho pulmón justamente en el pulmón de la tierra. Es un mapa hablante a la manera como habla el inconsciente. Como si a través de mecanismos similares como el chiste, el lapsus, el sueño, o el síntoma, pudiera este mapa contar nuevas historias sobre ese SER-SIENDO que somos los seres humanos. Parece que Odra Noel nos invita a jugar el juego de las múltiples lecturas. Por ejemplo podríamos pensar en el mapa como toda una bio-geo-referenciación de las políticas de salud mundial (física y porqué no mental); o en una interpretación de la degradación en nuestros manejos de la vida humana en el planeta; también nos puede sugerir las innumerables urgencias de atención en cada gran región mundial y de relación necesaria entre ellas, tal como lo necesitaría el cuerpo para poder vivir; o quizás hay un mucho más allá del interés de movilizar a los espectadores hacia las preguntas simples y complejas de las ciencias... La búsqueda no parece elevarse tanto hacia la verdad de las ciencias sino hacia su belleza. Una belleza que curiosamente nos hace pensar en estéticas de artes ancestrales de muchos pueblos y culturas del mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario