domingo, 13 de octubre de 2013

Una fiesta para el pensamiento creativo. Parte 2

Me divierten mucho mis juegos de notas.
Hoy continuaré con el día 3 del Encuentro Internacional de Abirá 2013 que fue igualmente maravilloso a los dos anteriores. Le correspondió a Emiliano Godoy iniciar con su conferencia. Creo que aprendí mucho de él. Podría resumir mi aprendizaje en tres palabras: diseño, ética y sociedad. Y también podría resumir su conferencia en otras tres palabras: historia, innovación, futuro. Trataré de mostrar porqué afirmo ambas cosas. Empezaré por la segunda, es decir, por Emiliano y su excelente capacidad narrativa. Inició con una línea de tiempo (personal y profesional) desde la que expuso los logros y los fracasos en los proyectos profesionales emprendidos como diseñador, para señalar su paso desde "hacer lo que le pidieran (como un mercenario del diseño según sus propias palabras)" hasta "hacer sólo proyectos que tengan que ver con sustentabilidad". Esto fue una clara decisión en su vida profesional. Fue muy insistente en señalar cómo el diseño tiene impactos sociales y ambientales fuertes.
Su conferencia fue haciéndose más y más didáctica para ese montón de estudiantes asombrados con sus calmadas palabras, porque él hablaba del valor de los fracasos que también pueden enseñar; se burlaba un poco de esa extraña "seguridad que da la ignorancia"; insistía en recordarle al público que "uno aprende mucho de iniciar y cerrar proyectos; lo que debe subsistir es mantener el espíritu emprendedor.." Afirmaba que "El diseño tiene el poder para iniciar conversaciones que muy pocas disciplinas tienen". Y hablaba de sus socios como sus buenos amigos afirmando que "uno tiene que trabajar en un ambiente que esté bien, en el que uno sea feliz. Lo mas importante de un socio es que todos los días se puedan ver a la cara. Así, ir a trabajar será un disfrute". Emiliano invitaba a no desfallecer en los intentos. Decía: "Traten de conservar la utopía y el idealismo porque sí se puede vivir del diseño". Lo hermoso de esto es que él no hablaba de vivir de cualquier manera, sino de vivir su profesión éticamente y proponiendo futuros. Tampoco cualquier forma del futuro, sino futuros sostenibles, sustentables que mejoren la calidad de vida de los ciudadanos. Diseño con responsabilidad social. Y afirmaba que "El impacto ambiental no es precisamente trabajar con basuras o materiales reciclables, sino con la producción misma"; mostraba el valor de la comunicación en el proceso del diseño pues "No solo diseñamos el objeto sino también la historia del objeto. La pieza".
Creo que él tenía la ilusión de que a través de su exposición pudiera ahorrarle "tiempo" de aprendizaje a algunos estudiantes; esperaba que al contar su historia los asistentes pudieran eximirse de repetir la historia que él vivió, pero todos sabemos que la experiencia del otro no nos madura en el pensamiento ni nos disminuye el tiempo del aprendizaje. Puede eso sí que nos vuelva más cautos, nos aporte más tacto, pero no evita los errores propios. Esa es la ilusión de los padres frente a los hijos aunque la sabiduría popular siempre anda diciendo que "nadie escarmienta en cabeza ajena."
El tránsito por sus diferentes proyectos fue un paseo interesante y divertido, pero también de reflexión sobre diseño y sociedad, tal como yo lo percibí desde los aprendizajes que logré con su ponencia. Pasamos por 70m2; Centro de Diseño; PIRWI; colectivo de diseño NEL; Arrolladora Mexicana; TUUX... Culminaba diciendo que el "futuro no se predice, sino que se propone". Esto mismo se lo escuché luego en su ponencia en el Pascual Bravo en el Simposio de Diseño Sostenible del proyecto Sinergia.
Luego escuchamos un bloque de cuatro ponencias cortas (o a mi me parecieron) de tres queridos profes del ITM y un ponente de otra universidad. Sólo me referiré a las tres primeras.
La primera de ellas fue de Alvaro Monterroza titulada Efectos causales de los artefactos técnicos. Vinculo aquí uno de sus artículos relacionados con el tema publicado en la revista Trilogía del ITM y su blog personal. Álvaro, mi compañero de oficina, actualmente cursa un doctorado en Filosofía en la UdeA. En estos momentos se me ocurre recordar que cuando llegué de mi doctorado en España, fui casi de inmediato al instituto de Filosofía de la UdeA a saludar a mi siempre querido profe Javier Domínguez, director de mi tesis de Maestría en Filosofía, para decirle que quería inscribirme en el doctorado pero él me dijo que ya era hora de hacer otras cosas. Por eso quizás incursioné en la administración y me di el gran lujo de conocer las aulas reales de la Educación básica y media en casi todo el país. Si Javier no me hubiera detenido creo ciertamente que ya sería ya doctora en filosofía de la UdeA. Ahora pienso que quisiera estudiar de nuevo un pregrado en literatura y ver como los chicos se estrenan el asombro día tras día.
Álvaro preguntaba si fueron primero los humanos o los artefactos. Recurrió en una breve alusión a la paleontología para apoyar su respuesta. Definió el artefacto (objeto artificial, funcional, transformador por la agencia humana) y la cultura (Aquello que se aprende, se comparte se hereda y que además tiene sustrato material). Puso en una relación directa el símbolo y los objetos. Afirmó que "no existe una distinción tajante entre los símbolos y los objetos materiales". Yo por mi parte creo que si existe o por lo menos quiero pensarlo, pues me pregunto si todo objeto es un símbolo y si todo símbolo es un objeto.
Por su parte el profe Carlos Mario Pérez Nanclares, arquitecto de profesión, presentó su conferencia: Imaginación y representación entremezclando un grato vínculo entre imaginación, creatividad e innovación. Se dirigía en particular a los diseñadores como profesionales de la creatividad. Inició afirmando bellamente que su "charla es más mundana fruto no de una investigación sino de sus inquietudes relacionadas con la pregunta: ¿Por qué los objetos hacen parte de la cultura? Afirmaba que "El desarrollo del hombre ha estado siempre ligado al desarrollo de los objetos, incluso desde tiempos prehistóricos." Imágenes y lenguaje hacen parte del proceso de transformación de los objetos y de su representación. De ahí que Carlos hable un rato sobre el dibujo y el proceso de creación en el diseño. Dice: Lo que les reclamamos a los diseñadores es que sean capaces de ver mucho de lo que se compone el entorno. El hombre imagina y se rodea de objetos creando un ambiente artificial para su beneficio. ¿Que no ha sido diseñado? "El dibujo es un instrumento por el cual se representa algo ya sea un objeto, un lugar, un paisaje..."; insiste mucho en el dibujo a mano, en el boceto o el sketch como herramienta fundamental para el desarrollo del diseño en todas sus etapas. Afirma: "Estamos permitiendo que los medios digitales nos hagan olvidar la mano para la representación del objeto o de la idea a través del dibujo... Se trata de poder ilustrar una idea, mostrarla, darle permanencia, " Finalizó su conferencia aludiendo a Mies van der Rohe, casa de la montaña a quien por supuesto corrí a buscar.
Jhon Arango Flórez habló de los "Espacios desde objetos". Señaló que hoy la arquitectura y el diseño están separados como disciplinas, o campos de conocimientos, pero no siempre fue así ya que el diseño nació de la arquitectura. Con la arquitectura moderna los espacios modificaron también el tipo de objetos muebles, los cuales, dice el profe, son mediadores entre el espacio y los cuerpos de sus habitantes. De hecho, "Todo espacio despojado de sus objetos parecerá muerto". Y en su exposición apela al libro El sistema de los objetos de Jean Budrillard que yo no conocía. Y continuó con un recorrido que muestra cómo los arquitectos y diseñadores han ocupado el espacio con objetos- muebles o muros- muebles, que dan cuenta de las variaciones en las épocas, en los modos de vida, modificando en muchas de las veces las relaciones estéticas con el espacio. Y cita entonces a Casa Tugendhat de Mies van de Rohe, la Casa Eames, Charles y Ray Eames; Toyo Ito, 1985. Pao para una mujer nomada; Kazuyo Sejima, Platform I y II.
En una próxima nota escribiré porque creo que este Encuentro es una fiesta para el pensamiento creativo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario