jueves, 13 de febrero de 2014

Más que herencias.... cicatrices

Siguiendo con otro texto sugerido por Elena Castro, titulado "14 herencias que cambiaron el mundo", publicado por el País internacional, en enero 16 de 2014, me resulta complejo entender la relación tecnología-innovación-violencia. Tal vez, creo que algunos de estos ejemplos, más que herencias son cicatrices de la civilización.
Hace mucho tiempo yo escribía respecto a la creatividad que debemos crear para que la vida sea digna de ser vivida. Lo mismo pienso de la innovación. Y me pregunto en el contexto Latinoamericano: ¿Son entonces innovadores los sicarios o narcotraficantes que se “ingenian” miles de formas de matar? ¿Son innovadoras nuestras inútiles y estériles formas de violencia política que en Colombia lleva más de 60 años? ¿Qué tan innovadora puede llegar a ser una sociedad que se ve a sí misma derrumbarse entre desplazamientos forzados, pobreza extrema, exclusión, analfabetismo, discapacidad, corrupción de sus mandatarios...?
Creo que vista desde Europa o en todo caso desde el Norte, es más fácil hablar de innovación y también es más fácil asociarla al “producto”, al “servicio”, al mercado y la comercialización, o a la organización, que a lo social.
¿De qué va la innovación social? ¿En qué consiste la innovación educativa?
Ciertamente, como señala el filósofo Daniel Innerarity, hablar de innovación social es ya una redundancia pues toda innovación se produce “en sociedad” ya que "depende del espacio intersubjetivo de aprobación y reconocimiento”; además, porque una “innovación no es imputable a un actor solitario sino que es debida a la integración de las diversas prácticas.”
¿Qué diría Primo Levi leyendo este artículo? ¿Volvería a escribir... "Si esto es un hombre"?
Creo que la innovación social, y porqué no, también la educativa, tiene mucho más que ver con conceptos como hospitalidad, solidaridad, compasión, inclusión, humanidad... que con un simple distanciamiento conceptual de la "innovación tecnológica". Y pienso que hay innovaciones tecnológicas que terminan siendo a vez una innovación social.

No hay comentarios:

Publicar un comentario