jueves, 13 de febrero de 2014

Un ejercicio-tarea relativa a la innovación

Para ilustrar el ejercicio respecto a las formas de innovación, que nos sugiere el seminario, he seleccionado como ejemplo a Empresas Públicas de Medellín (una empresa dedicada a la prestación de servicios públicos domiciliarios para la ciudad, de manera integral -acueducto, alcantarillado, gas, energía y hasta hace poco telecomunicaciones-) que en los últimos años ha desarrollado importantes proyectos, algunos de ellos con el apoyo de investigadores y consultores adscritos a la Universidad de Antioquia, en Medellín, con los cuales he participado desde dos Facultades diferentes: Facultad de Ingeniería y Facultad de Educación.
La empresa es líder en el país por la calidad de sus innovaciones de productos y la prestación de sus servicios con alta calidad para los usuarios finales.
A mi parecer las grandes innovaciones de esta empresa, que la han llevado a una prestación de servicio útil y exitoso, se han gestado muchos de ellos en proyectos de implantación de nuevas plataformas tecnológicas que por supuesto han impactado los procesos tecnológicos propiamente dichos, así como la cultura organizacional, la introducción de nuevos mercados y la satisfacción de los usuarios finales.
¿Dónde comienza y termina una forma de innovación y dónde la otra? (Me refiero a las fronteras entre la innovación de producto, de servicio, de proceso, de organización, de comercialización…) ¿Cuál es además más significativa para evaluar la capacidad innovadora de una empresa?
Pienso que cuando una organización trabaja, no por funciones, sino por procesos, es muy común encontrar que una innovación lleva a la otra pues lo que se produce en un departamento impacta a los demás de manera significativa y a veces radical. De ahí que la innovación de producto implique, para este caso, la aplicación de las nuevas plataformas tecnológicas, las cuales a su vez, jalonan desarrollos propios por la adaptación de las tecnologías a los contextos particulares de la empresa, pero también por la adecuación que debe hacer cada proyecto para ser efectivo en las zonas de influencia y en sus impactos en el mercado.
Proyectos como SIGMA (Sistema de Información Geográfico para Medellín y alrededores), Continuidad de TI, SCM (Sottware Configuration Managment), NSF (Nueva Solución de Facturación), AVANTI… etc., fueron proyectos que contaron con un componente adicional dentro del proceso de consultoría y fue el apoyo a la organización en la gestión, administración y liderazgo del cambio en la cultura organizacional que sin los componentes educativo y comunicacional, hubiera sido bastante complejo lograr la apropiación de los cambios, por la complejidad misma de la organización.
Nombro esto porque creo que las innovaciones que se presentan de manera integrada deben contar con procesos de capacitación desde donde puedan leerse todos los factores e impactos del cambio y la innovación y se apoye a las personas a enfrentar, en su vida diaria, las nuevas prácticas empresariales, los nuevos métodos de organización y las nuevas formas de relación interna (entre personas y dependencias, o entre empleados y directivos) y externa (con usuarios y clientes finales) para una buena prestación de servicios y una ampliación efectiva en la comercialización.
Creo también que este tipo de procesos son innovaciones en doble vía cuando se presenta de manera cooperativa con universidades y grupos de investigación y consultoría.

No hay comentarios:

Publicar un comentario