miércoles, 28 de enero de 2015

La coleccionista de vidas

Creo que la muerte es una coleccionista de vidas. Este año en particular (y no se ha terminado el primer mes), he asistido a varias ceremonias de amigos y conocidos que han muerto por enfermedad o por vejez, y también, de manera muy cercana, he visto desencadenarse los horrores de una enfermedad crítica, imprevista, inesperada, demoledora y desesperanzadora en una de las personas más jóvenes de nuestra familia. Su juventud entabla una dura batalla de la muerte con la vida.
Pareciera como si la muerte hubiera estado de vacaciones y en menos de un mes estuviera buscando la mejor manera de acumular nuevas vidas. Se me ocurre pensar que tal vez estuvo en un período de ocio improductivo, de esos donde uno sale corriendo de vuelta a sus deberes. ¿O habrá comenzado a padecer de Alzheimer? Qué manía la de la muerte de acumular tantas vidas. ¿Qué hará con ellas?

No hay comentarios:

Publicar un comentario